miércoles, 15 de enero de 2014

El Giro Interpretativo o Hermenéutico en Psicoterapia

- Esta forma de intervención se aleja del modelo médico y su tradicional interpretación de los problemas como enfermedad o patologías; del ideal modernista que habla de principios universales y ahistóricos; de buscar criterios objetivos sustentados en estadísticas o resultados.
- Desde las últimas décadas del siglo XX los modelos ponen énfasis en las características históricas y sociales de las diferentes formas de ser, en los contextos relacionales plurales, en márgenes de libertad, en las posibilidades de favorecer proyectos de vida y formas de subjetivación para las personas.
- Con el uso de las analogías para favorecer novedosas formas de conocimiento, la terapia familiar se nutrió de nuevas formas de explicación para propiciar, a su vez, procedimientos terapéuticos ingeniosos e innovadores. Al mismo tiempo, este recurso, le permitió generar la gran riqueza que la caracterizó y que le abrió la puerta a la posmodernidad, a la orientación construccionista y a la tendencia de corte narrativo para la psicoterapia. La terapia familiar pasó gradualmente sobre las propuestas construccionistas a una nueva manera de ver “la realidad”, particularmente dentro de la tradición hermenéutica o interpretativa.
- Ahora el científico social tiene la libertad para presentar sus conceptos sin temor a la verificación empírica, pero, sobre todo, para generar recursos simbólicos que promuevan nuevas formas de subjetivación y nuevas formas de relacionarnos. Por ello, lejos de buscar criterios “objetivos”, el giro interpretativo o hermenéutico incursiona por el camino incierto de la interpretación y de la argumentación.
- En la aplicación se destacan las conversaciones informales como uno de los principales mecanismos para la generación de significados. De lo que se trata es que las personas puedan llegar a trascender los limitados o insuficientes sistemas de significado -que puedan tener atrapada una problemática-, para poder acceder a formas de vida alternativas y, presumiblemente, más satisfactorias. Más que seguir “traduciendo” los problemas de las personas de acuerdo con un marco teórico preestablecido, o de propiciar cierta “forma de Ser” de acuerdo con los valores normativos del esquema del terapeuta, se trata de un proceso que se inserta en la estructura lógica de las personas para, dentro de su propio marco de referencia y márgenes de libertad, tratar de escudriñar en formas de vida alternativa.
- Entre sus fuentes de inspiración está la filosofía fenomenológica y la personalista, la hermenéutica, la orientación construccionista y los planteamientos de corte interpretativo. (XXII)



El Giro Interpretativo en Psicoterapia. Terapia, narrativa y construcción social.
Gilberto Limón Arce
Pax, México
IX-XII 

No hay comentarios:

Publicar un comentario