domingo, 20 de abril de 2014

Aprendizaje continuo

Los bebés ratones tenían tan sólo unos pocos días de edad. Se lo estaban pasando en grande cuando de repente apareció una sombra negra de grandes proporciones y los bebés ratones dejaron de jugar. Un gato enorme se estaba abalanzando sobre ellos, relamiéndose anticipadamente de gusto por el almuerzo. Rápida como un relámpago, la madre de los ratones saltó por encima de sus crías, miró fijamente al gato a los ojos y ladró con todas sus fuerzas: “¡Guau! ¡Guau!”. El gato se quedó tan sorprendido que dio media vuelta y salió corriendo. Volteando a ver a sus ratoncitos, les dijo la madre: “Espero que lo que acaban de ver les sirva de lección”. “No subestimen jamás la importancia que tiene aprender un segundo idioma”.

La clave del éxito en la vida estriba en aprender una serie de habilidades que nos capaciten para sacar adelante nuestra propia vida y alcanzar los objetivos que pretendemos. Si carecemos de estas habilidades, podemos dar por hecho que habrá cientos de personas deseando controlarnos y utilizarnos para sus propios fines. ¿Cuál es en tu propio caso ese “segundo idioma” que necesitas aprender?

Más magia de la metáfora
pag. 49 

No hay comentarios:

Publicar un comentario