miércoles, 30 de abril de 2014

El arte de la transformación y el cambio con los relatos

“…¿qué es la magia?".
“El arte de la transformación y del cambio”, respondió el joven.
“Muy bien. Y ¿cuál es el papel del mago?”.
“Ayudar a las personas a introducir cambios útiles y beneficiosos en sus vidas”:
“¿Y cómo lo consigue?”.
“De cuatro formas:
- en primer lugar, sabiendo que todo tiene una estructura;
- en segundo lugar, creyendo firmemente que siempre se puede cambiar;
- en tercer lugar, aceptando que siempre hay más de una única forma de ver las cosas; y
- por último, comprendiendo que la clave de los cambios provechosos consiste en ser creativo y en tener acceso a un mayor número de opciones”.
“¿ Y cuál es la responsabilidad del mago iluminado?”.
“La responsabilidad del mago consiste en utilizar sus poderes sabiamente, éticamente y con humildad”.
“¿ Y cuáles son los cinco principios claves del mago?”
“1º.- Encontrar las diferentes relaciones entre las cosas, las cuales no siempre son manifiestas al nivel de la superficie, y abordar la información desde su contexto más amplio, dado que nada existe ni tiene sentido en el vacío”.
“2º.- Ser consciente de que el conocimiento siempre es provisional, siempre quedará algo por aprender, y siempre hay más de una sola forma de hacer las cosas”.
“3º.- El mago comparte sus conocimientos en beneficio de los demás”.
“4º.- Seguir la regla de las cuatro erres: respetarse a sí mismo, respetar a los demás, respetar los sistemas ecológicos y responsabilizarse de todos sus actos”.
“5º.- El mago está convencido de que nada de lo anterior es verdad, pero se comporta como si lo fuera. Lo importante es la actitud y la intención que uno pueda tener”.
“Muy bien, ahora contéstenos, ¿por qué un mago o un brujo que sienta respeto por sí mismo habría de tener algún interés en hablar del poder de los relatos de sabiduría y de las metáforas?”.
“Porque los relatos de sabiduría son verdaderos y sin embargo no lo son.
Toda historia forma un todo completo dentro de su propio contexto, dentro de su propia realidad.
Toda historia, por tanto, constituye el reflejo de un sistema, de un mapa del mundo. Pero al igual que este mismo mapa está completo en sí mismo, también está incompleto porque representa únicamente una sola perspectiva entre otras muchas.
Los relatos de sabiduría nos brindan algunas formas de ver y de comprender nuestro mundo desde otra luz, desde un ángulo diferente. Nos permiten cuestionarnos a nosotros mismos y a los demás, reconocer las limitaciones y las deficiencias de nuestros propios mapas de la realidad, para que podamos hacer nuevos descubrimientos (insights). El cambio se convierte en una posibilidad real. La transformación se convierte en una posibilidad real.
Porque la forma como interpretamos una historia, una anécdota, o cualquier otra cosa de la que se trate, siempre dirá más de nosotros mismos, y de nuestros propios valores y nuestras propias creencias, que del objeto de nuestra interpretación. (pag. 99)
Los relatos, las anécdotas, son un medio importante y eficaz de estimular la creatividad y generar un mayor número de opciones en la vida de la gente. Las historias son vehículos a través de los cuales podemos lograr que haya una mayor sabiduría y una mayor compasión en el mundo.
Este es el motivo por el que contar cuentos, historias, anécdotas, etc., sea todo un arte, sencillo y complicado al mismo tiempo, definido e impreciso, además de dirigirse a la mente tanto consciente como inconsciente.
De hecho, no se me ocurre ninguna otra forma de arte que de una forma tan eficaz logre transmitir teoría y práctica, estructura y creatividad, razón y emoción; que sea tan multisensorial y consiga llegar a tantos tipos de inteligencia; que pueda ser corto, largo o quedarse en un término medio; y que lo puedan comprender tan fácilmente personas de todas las edades y de todas las culturas.

Es cierto lo que decían los sabios de la antigüedad: “Soy historia (I am story). Pues cada uno de nosotros somos ni más ni menos que nuestra propia historia (story) que todavía seguimos escribiendo. Y la historia (history) del mundo, de las cosas vivas y de las inanimadas, es la suma total de nuestra historia colectiva hasta la fecha. ¿Quién puede saber qué puede pasar o en qué puede acabar?”. 

Más magia de la metáfora
Fragmento
pp. 59-61, 99 

No hay comentarios:

Publicar un comentario