viernes, 16 de mayo de 2014

Percepción limitada

Tú y yo miramos la realidad (nosotros mismos, los demás, la vida, el mundo, Dios…) con los ojos de nuestra mente. Pero todas esas cosas las vemos de manera diferente. Tu visión de la realidad no es la mía, y viceversa. Tanto tu visión como la mía son limitadas e inadecuadas, aunque no en idéntico grado. Tanto tú como yo hemos malinterpretado y distorsionado la realidad, pero lo hemos hecho de maneras diferentes. Cada uno de nosotros ha visto una parte de verdad y de belleza que el otro no ha sido capaz de ver. Lo decisivo es que las dimensiones y la claridad de dicha visión son las que determinan las dimensiones de nuestros mundos respectivos y la calidad de nuestras vidas. En la medida en que no hayamos sabido ver o hayamos distorsionado la realidad, en esa misma medida han quedado reducidas nuestras respectivas vidas y nuestra felicidad. Por tanto, si queremos cambiar (crecer), primero ha de producirse un cambio en dicha visión o percepción fundamental de la realidad.

Suele admitirse que una auténtica y plena vida humana se asienta en tres factores: la dinámica intrapersonal, las relaciones interpersonales y el marco de referencia -flexibilidad para integrar lo nuevo-.

Las estaciones del corazón
pag. 12
___
Nuestra capacidad de percepción es limitada. La cantidad de estímulos es infinita. Las figuras que emergen del fondo nos sobrepasan. Por esa razón debemos seleccionar una parte pequeña del mundo, debemos concentrarnos en un porcentaje mínimo.
El crecimiento es la capacidad de renunciar a esa pequeña visión con la que hemos crecido y ampliar nuestro margen con el aporte que los demás tienen. Las verdades personales compartidas se enriquecen.
En PNL se insiste mucho en la importancia de que cada uno sea consciente de sus filtros, entre otros, la selección.
En la Fenomenología atendemos y validamos la experiencia de la persona en su contacto con la realidad. Preguntamos ¿cómo es para tí? ¿qué te provoca?. No se trata de llegar a un acuerdo, necesariamente, sino más bien, integrar los elementos que no se habían considerado previamente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario