martes, 26 de agosto de 2014

El límite humano

- La creación del yo es un proceso de identificación-desindentificación. Conocernos es descubrir nuestros límites y diferenciarnos de lo que está más allá. Distinguir Yo-no yo.
Nos toma toda la vida descubrir nuestros límites, ya que ellos van cambiando a través de los años, de las situaciones vitales y de cada encuentro personal.
     a) El límite de la identidad
     b) El límite en el contacto
     c) El dar y el recibir
     d) El límite en mis potencias
     e) El límite en los placeres
     f) El límite en el trabajo
     g) El límite de mi vida
     h) El límite como disciplina y exigencia
     i) El límite es una condición esencial de nuestra existencia
La paradoja de la aceptación del límite es el descubrimiento de nuestra dimensión transpersonal. Al disolver nuestro yo, como frontera que nos separa del universo, abrimos nuestra conciencia a la identificación con un todo más amplio. “Cuando nuestra conciencia se expande, nos damos cuenta de que no somos meramente una individualidad”.


Entrenamiento en Gestalt
pp. 73-79

No hay comentarios:

Publicar un comentario