lunes, 1 de septiembre de 2014

Espontaneidad

Cada momento es único 
ya que no fui este ser que estoy siendo en este ahora inédito.
Nunca volveré a ser el mismo luego de esta experiencia
ya que me transformaré con el aprendizaje
o con la satisfacción que experimente.
La respuesta que surja puede no coincidir
con la que experimenté en el pasado
y sigue siendo tan propia de mí como las anteriores.
Las ideas que tengo acerca de la situación
dejan lugar al reacomodamiento natural de los hechos…
Entonces no interrumpo…
tan sólo fluyó entre las necesidades personales,
las posibilidades del entorno
y las experiencia consciente.
Cada respuesta es una sorpresa y surge en cada momento.
No hay moldes ni metas, sólo el darse cuenta
de cada actualización y el respeto hacia ese proceso.
Mi responsabilidad es reconocer el proceso como
algo que me pertenece, que me es propio.
Mi respuesta se ancla a mis necesidades,
a las características de mi situación y mis valores,
elijo mi respuesta: avanzo, suelto, me esfuerzo,
disfruto, permito que suceda o
renuncio a mi satisfacción.
Doy mi mejor respuesta.
Soy limitado y no tengo todos los recursos.
Soy humano, es así…
Elijo mi mejor respuesta y me lanzo con riesgos
a la aventura de vivir.



Entrenamiento en Gestalt
p. 83 

No hay comentarios:

Publicar un comentario