viernes, 21 de noviembre de 2014

"¿Dónde están las monedas?". Joan Garriga

Cuando narra el relato de la persona que "no recibió las monedas de su papá", dice:
- La persona desarrolló una sensibilidad especial. Así, cuando encontraba a alguien a lo largo de su camino, sobre todo si era del sexo opuesto, esta sensibilidad le hacía contemplarlo con una enorme esperanza, lo que, SIN DARSE CUENTA, le llevaba a preguntarse: "¿Será esta la persona la que tiene las monedas que merezco, necesito y me corresponden, las monedas que no tomé de mis padres porque no supieron dármelas de la manera justa y conveniente? ¿Será ésta la persona que tiene aquello que merezco?...A esto, algunos lo denominan enamoramiento.
- Cuando el enamoramiento terminaba convirtiéndose en una relación y la relación duraba lo suficiente, la persona generalmente descubría que EL OTRO NO TENÍA LO QUE LE FALTABA, aquellas monedas que no había tomado de sus padres.
- A esto algunos lo llaman desengaño y esta persona se sentía sometida a un tormento emocional que tomaba forma de desesperación, desazón, crisis, turbulencia, enfado, frustración...
- Cuando aparece el hijo, la pregunta volvía inconscientemente: “¿Será este hijo que espero, tan bienamado, quien tiene las monedas que merezco, que necesito y me corresponden y que no tomé de mis padres...?"
- Para este momento la persona está por los 40 y 50 años, la fase media de la vida, sintiéndose vacía, huérfana y desorientada, enferma, sin argumentos para sostenerse.

- Una pareja es una pareja, una relación entre adultos fundada en la igualdad de rango, el intercambio equilibrado y la sexualidad. Es una relación contractual y no incondicional. Hace que las personas se despidan de su infancia.

- ¿Qué significa tomar las monedas?
Tomarlo todo. Todo exactamente como fue, sin añadir nada ni quitar nada, incluyendo lo dulce y lo cruel, lo alegre y lo triste, lo ligero y lo pesado. Todo. Por la simple razón de que ésa es nuestra herencia y el conjunto de experiencias vividas que nos constituyen.

- En lo más profundo de cada uno de nosotros, por muy graves que fueran las heridas, los hijos siguen siendo leales a sus padres e inevitablemente los toman como modelos y los interiorizan dentro de sí.

- La cuestión es: ¿Cómo tomar las monedas difíciles porque incluyen lo doloroso…?
Tomar las monedas no es un acto ideológico, algo que uno pueda decidir que ocurra. Es el resultado de un profundo proceso emocional, de un proceso corporal y de una actitud.

- Sí. A la vida, tal como es. A nosotros, tal como somos. A los demás, tal como son. A nuestros padres, tal como son y tal como fueron, vehículos providenciales de nuestra esixtencia y mucho más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario