martes, 31 de marzo de 2015

Afectividad

La finalidad de la educación y de la vida continúa siendo el desarrollo de una afectividad saludable...
La necesidad de sentirnos queridos es esencial al ser humano y la única que puede conducirnos de verdad al otro...
¿Afecto en el trabajo, en la empresa, en la escuela, en el barrio?...
Por afecto entendemos la vinculación emocional con el otro, la sintonización de mis propias emociones, necesidades y valores. Sintonía o vinculación desde mi humanidad que me conduce al reconocimiento del otro como "yo" y por lo tanto, al respeto por su dignidad, a la atención, delicadeza...
Afecto es reconocer los sentimientos, necesidades, circunstancias...
Afectividad es tener cuidado de lo que hago y cómo lo hago (compromiso ético).
La afectividad, como la estamos entendiendo, no es el rasgo característico de nuestro mundo. La consigna que reina actualmente en la cultura occidental es "hazte rico, olvídate de todo menos de ti mismo".
La afectividad es poner el acento en las personas y las relaciones en lugar de los bienes materiales...Resulta preocupante observar que hemos reducido los pronombres al "yo" o al "nosotros"...
Tenemos que educarnos para "estar disponibles" que significa: receptividad, sensibilidad, escucha, comprensión, confianza...Este grado de madurez requiere tiempo, un cambio de actitud ante los hechos y una estrecha relación entre conocimiento y afectividad.

Des-edúcate
PP. 73-79

No hay comentarios:

Publicar un comentario