domingo, 26 de abril de 2015

Qué cosas desaprender

+ De nuestra cultura: la desconfianza, la autosuficiencia, el individualismo, la competitividad, prejuicios, comodidades, certezas, dogmatismos, pero sobre todo las prisas.
Una de las cosas que más falta nos hace es tiempo para tomar distancia del colectivo y reencontrarse con uno mismo.
Cuanto menos tiempo tenga para mis adentrarnos en el propio mundo interior, menos probable será que cuestionemos el sistema.
+ De nosotros: la mentalidad de víctimas-culpables. Hay que ser capaz de asumir las frustraciones como algo natural e inevitable, hacernos cargo de las propias acciones y asumir nuestra propia responsabilidad en lo social.
De la actitud defensiva -que se corresponde con los primeros estadios de la evolución humana y que la mayoría de nosotros seguimos teniendo- a darse cuenta...
La causa de nuestros comportamientos errados es el desconocimiento de nuestras necesidades vitales: ser valorado, ser admitido, ser aceptado, o lo que viene a ser lo mismo, el miedo a no ser reconocido, a quedar excluido, a ser marginado...Llegar a darnos cuenta de estas necesidades requiere tiempo...el tiempo que no tenemos, el que no nos tomamos.
Círculo vicioso:
Como no tenemos tiempo, no podemos pensar en el sentido de lo que hacemos. Como no profundizamos en el sentido de lo que hacemos, nos resulta complicado diferenciar lo que es realmente importante de lo que no, y dedicar nuestro tiempo a aquello que lo es.
No reconocer nuestras necesidades profundas nos deshumaniza.

Des-edúcate
PP. 21-28

No hay comentarios:

Publicar un comentario