lunes, 11 de mayo de 2015

Ciclo de los sueños


- El sueño es un estado activo en el que tienen lugar cambios en las funciones corporales y de las actividades mentales, que son de enorme trascendencia para el equilibrio psíquico y físico de los individuos.
- Así mismo, el sueño tiene una función mental de unificación, transformación de experiencias y representaciones variadas en símbolos.
- En la primera fase del sueño, el cuerpo inicia una distensión muscular; la respiración se vuelve uniforme y la actividad cerebral se hace más lenta que la de la vigilia.
- En la fase II del sueño, nos instalamos en una situación fisiológica llamada REM, que se caracteriza por los movimientos oculares rápidos. Se considera que en esta fase es donde se producen los sueños más vívidos y memorables. Esta fase dura entre 20 y 30 minutos y al concluir, el individuo puede despertarse.
-El ciclo del sueño comprende cuatro etapas y dura entre 90 y 120 minutos. Los sueños pueden aparecer en cualquiera de estas cuatro etapas.
- El ciclo del sueño se repite un promedio de cuatro o cinco veces durante la noche, pero se puede repetir hasta siete.
- Quienes se despiertan justo después de la fase REM son capaces de recordar sus sueños más vivamente que aquellos que duermen toda la noche.
- Actualmente se reconoce que el sistema límbico es el centro afectivo del cerebro. su activación origina que los contenidos de los sueños REM adquieran una carga emocional. El hipocampo también tiene una intensa actividad durante la fase REM.
- Todos soñamos. En ocasiones no recordamos los sueños porque el cerebro, aun dormidos, procesa pensamientos y emociones, activando las partes correspondientes a estas funciones. A mayor represión se recuerda menos los sueños.
- Los sueños tienen un carácter insólito por las asociaciones complejas que se realizan en la memoria.
- Cinco minutos después de despertar, la mitad del contenido se ha olvidado; después de 10 minutos, 90% de la información se pierde.
- El sueño es una conversación con uno mismo. Utiliza un lenguaje simbólico y surrealista.
- Cuando decimos que "los sueños están en clave", nos referimos a que constituyen mensajes cifrados que sólo nosotros reconocemos.
- Al estar dormidos, ese lenguaje simbólico pasa como una clave secreta sin la censura de las resistencias y mecanismos de defensa, por eso recordamos las figuras o elementos del sueño que sólo nosotros podemos descifrar.
- El terapeuta gestáltico no interpreta los sueños. Es el cliente quien lo descubre por sí mismo.

- Todos los elementos que aparecen en el sueño tienen un significado para nosotros; por lo tanto, cada persona, objeto o estado de ánimo que lo constituyan representan algún segmento de nuestra historia personal. Es decir, son una proyección de lo que somos.

Procesos básicos en Psicoterapia Gestalt
pp. 35-37

No hay comentarios:

Publicar un comentario