jueves, 7 de mayo de 2015

Trabajo con sueños

- En terapia Gestalt los sueños son la mejor vía para la integración.
- Para Perls la experiencia emocional y dramatización de los sueños por miembros del grupo, pueden conducir a la integración creadora de la personalidad.
- El trabajo psicoterapéutico acerca del sueño, propone encontrar todos los elementos para captar su sentido. Basta retomarlos a través de la experiencia con que se identifica a cada uno, de modo que la figura (contenido manifiesto del sueño) y el fondo (contenido latente), sean integrados.
- Desde 1947 ("Ego, hambre y agresión"), Perls se refiere a los sueños como proyecciones de partes incompletas de la persona.
- Perls tuvo un limitado interés teórico, ya que siempre prefirió centrarse en la práctica.
 
- Tenemos tres formas para trabajar los sueños que son:
 
a) proyección-polaridad: En los sueños se reflejan diversas partes de la personalidad del paciente que se encuentran alienadas y son sus propias proyecciones y polaridades.
La polaridad representa la contraparte en el equilibrio de la persona. El terapeuta intenta que el paciente vea ambas partes y las entienda como posiblidades en un universo de estratos.
 
b) Mensaje existencial: Decía Perls: "Los sueños son probablemente la expresión más espontánea del ser humano; una proyección condensada de nuestra existencia". el mensaje existencial me permite entender cuáles son las situaciones de aquí y ahora que me están importando, aun cuando sean puntos ciegos o situaciones no concluídas de las que no tengo conciencia. aquello que se encuentra en el inconsciente busca una forma de hacer figura y, por lo tanto, sale del fondo para ser atendido.
Respecto a la técnica, a veces es preciso insistir en la pregunta: ¿cómo ha sido tu vida siendo así? En ocasiones las personas se resisten a reconocer que uno de los elementos del sueño expresa un conflicto que se ha repetido desde la niñez hasta el presente.
 
c) Figura-fondo con el sueño.
"No importa si tomamos un trozo del sueño o un sueño antiguo", siempre que se lo pueda recordar, el sueño estará vivo, disponible y seguirá conteniendo una situación inconclusa, una situación no asimilada.
Desde el enfoque figura-fondo, se comienza por actuarlo como si fuera un episodio presente, de modo que se convierte en parte de uno mismo y esto hace posible asumir un compromiso verdadero. Trabajar un conflicto con este proceso significa que existe una gran carga emocional.
Después de contar y dibujar el sueño se pide al paciente un nuevo relato en cámara lenta, con la finalida dde identificar un cambio en: el tono de voz, la respiración, un elemento nuevo, una pausa o la acentuación de cierta expresión.
 
Para trabajar los sueños dentro de un proceso tenemos los siguientes pasos:
1. Solicitar un dibujo en donde están contenidos todos los elementos del sueño.
2. Pedimos a la persona que nos cuente el sueño en tiempo presente y en primera persona.
3. Trabajar, a través de una recuperación de la proyección-polaridad, los elementos del sueño que más destaque el paciente (arriba-abajo, dentro-fuera, grande-chico, etc.).
4. Recuperar el mensaje existencial. (¿qué significa eso para ti?, ¿cómo ha sido su vida siendo...?)
5. Si es necesario utilizar el proceso figura-fondo.

Procesos básicos en Psicoterapia Gestalt
PP. 40-45

No hay comentarios:

Publicar un comentario