domingo, 21 de junio de 2015

Diagnóstico Humanista Existencial


- El núcleo de las teorías alternativas al psicoanálisis está conformado por una teoría fenomenológica de la conciencia, una teoría de relación dialogal y una teoría de proceso de causalidad no lineal.
- A la vanguardia estaba Carl Rogers, el movimiento de proceso grupal salido del National Training Laboratory y, por supuesto, la terapia gestáltica.
- El énfasis se ponía en la singularidad del individuo, la relación entre terapeuta y paciente como personas, el aquí y ahora, fe en la fuerza y poder de la conciencia y espíritu humanos, incentivo de interacciones personales entusiastas, creatividad y espontaneidad.
- La nota principal era la antipatía a poner a las personas en categorías y reducirlas a entidades enfermas. La actitud humanista era tratar a personas totales en el encuentro persona a persona.
- La relación humanista es horizontal, paciente y terapeuta trabajan como iguales. La autoridad no residía en el profesional o en la teoría, sino en la experiencia de ambas partes en el diálogo terapéutico.
- Priva la convicción de que el crecimiento, claridad, verdad y valores del individuo emergen de la interacción social -de la relación dialogal entre paciente y terapeuta.

A FAVOR DEL DIAGNÓSTICO
- Creo que un buen diagnóstico es parte integral e indispensable de la terapia gestáltica.
- El diagnóstico puede ser  un proceso de prestar respetuosa atención a quién es la persona como individuo único y en relación con aquellas características compartidas con otros individuos.
- Categorizar, evaluar y diagnosticar son parte indispensable de la evaluación y todos los terapeutas competentes lo hacen.
- Discriminamos acerca de los patrones generales, qué tipo de persona es el paciente, cuáles son los problemas y potenciales más importantes, cuál será el curso probable del tratamiento, qué enfoques posiblemente funcionen, signos de peligro. Dado que los pacientes son distintos, nos vemos afectados por las diferencias.
- La tendencia actual es de convergencia y eclecticismo entre los diferentes movimientos y escuelas de pensamiento. "Creo que la terapia gestáltica todavía es el mejor marco para utilizar la sabiduría de los diferentes enfoques". (371)
- El diagnóstico nos arroja mayor comprensión y descripción orientadas hacia la persona. Permite mayor atención a la continuidad de la identidad personal, es decir, más allá del aquí y ahora. Facilita la explicación de la estructura psicológica del paciente. Ayuda al aprendizaje del terapeuta y a usar la historia clínica y evolutiva del paciente en beneficio suyo.
- Permite al terapeuta se más preciso, discriminativo y coherente en la comprensión de la realidad particular y diferente de cada paciente individual.
- Discriminar basándose en el reconocimiento de patrones.
- Comprender el diagnóstico permite al terapeuta saber qué intervenciones, secuencia y tiempo usar, y relacionar esto con experiencias previas de tratamientos similares. Le permite estar prevenido acerca de las precauciones que se deben tomar. También permite comprender a pacientes muy diferentes a él. Ayuda también a darse cuenta de aquello que no es inmediatamente obvio, especialmente repercusiones a largo plazo.


Proceso & Diálogo en Psicoterapia Gestalt
pp. 367-373 

No hay comentarios:

Publicar un comentario