jueves, 13 de agosto de 2015

El aquí y ahora

Como ya lo hemos mencionado, el método fenomenológico se basa en la descripción de la experiencia inmediata tal como aparece en el presente. Esta perspectiva introduce una concepción específica en relación al tiempo en el marco de la psicoterapia humanista-existencial, la que a menudo ha sido caricaturizada al definirla como únicamente centrada en el “aquí-y-ahora” en desmedro del pasado y del futuro. En efecto, los psicoterapeutas de orientación humanista-existencial han enfatizado en repetidas ocasiones la importancia del momento presente como eje primario de la existencia
humana y del proceso terapéutico (Brazier, 1993; Peñarrubia, 1998; Yontef, 1993).
No obstante, este énfasis no pretende desvalorizar la relevancia del pasado y del futuro
en términos de la vivencia que el cliente tiene de sí mismo y de su situación vital. Más bien, los terapeutas humanista-existenciales subrayan que tanto el recuerdo del pasado como la anticipación del futuro son fenómenos psicológicos que, invariablemente, se producen en el presente. La psicoterapia humanista-existencial reconoce y asume la necesidad de que el cliente sea capaz de comprender su propia historia y de construir un proyecto vital que lo guíe y que confiera sentido a su existencia. Sin embargo, destaca que el paciente vive, de hecho, en el presente, y que un proceso psicoterapéutico
exitoso requiere que se preste atención a esta circunstancia convirtiéndola en una
dimensión central de las intervenciones clínicas.
Con todo, uno de los objetivos cardinales de la psicoterapia humanista-existencial es el enriquecimiento y la profundización de la experiencia del cliente -en este sentido, el desarrollo de su capacidad para poner entre paréntesis sus propias preconcepciones y los propios prejuicios para acercarse a su experiencia de forma más abierta, contribuyen a promover y facilitar el cambio de su personalidad.

____
Fenomenología y psicoterapia humanista-existencial
André Sassenfeld jonquera y Laura Moncada Arroyo

No hay comentarios:

Publicar un comentario