miércoles, 21 de octubre de 2015

Pensamientos irracionales o neuróticos


Los pensamientos que producen emociones perturbadas suelen ser automáticos, fugaces e involuntarios.
Un paso fundamental en la terapia cognitiva es hacernos conscientes, darnos cuenta de los pensamientos automáticos cuando están ocurriendo y combatirlos de inmediato con la fuerza de la razón.

Un recurso es la técnica de la doble columna.
En la columna de la izquierda anote los pensamientos automáticos tal como ocurran en su vida cotidiana. En la derecha anote (entre paréntesis) la distorsión cognitiva con la que identifique el pensamiento automático. (Cfr. Pensamientos estúpidos o neuróticos) Por ejemplo: descalificar lo positivo, inferencia arbitraria y error del adivino, conclusiones apresuradas, magnificación, predicción catastrófica, exigencia irracional, condena, pensamiento dicotómico, sobregeneralización, violación mental).
Debajo anotará una alternativa racional que corrija la distorsión.

Aaron T. Beck


Educación emocional en veinte lecciones


p. 126

No hay comentarios:

Publicar un comentario