domingo, 4 de octubre de 2015

Recomendación de la semana

"Durante mucho tiempo, los cuentos han sido considerardos por los eruditos cosa de niños, de pobres de espíritu y de gentes simples, en sentido despectivo. La publicación de los cuentos tuvo lugar en un tiempo en que la razón se había ido estableciendo como medida última de todas las cosas, inclusive de la visión del mundo. Desde hacía siglos en Occidente el alma con sus manifestaciones míticas, simbólicas y místicas había sido marginada y relegada al olvido por la conciencia racional autosuficiente". p. 11


No hay comentarios:

Publicar un comentario