miércoles, 4 de noviembre de 2015

Trabajo gestalt con polaridades


- Además de la intervención con los sueños, el trabajo con polaridades es otra de las posibilidades pues forman parte muy importante de la personalidad.
- En Psicología los opuestos aparecen por primera vez con Carl Gustav Jung y su Psicología Analítica. Este autor cita las polaridades cuando se refiere a los arquetipos culturales,  a los cuales describe como: la suma de componentes estructurales del inconsciente colectivo del individuo, una forma universal de pensamiento o idea que contiene elementos de emociones. Estas emociones surgen en forma simbólica en los sueños, en los trastornos mentales, en las fantasías o imaginación activa. Así mismo, Jung opone las funciones evaluativas, como pensar/sentir, a las funciones perceptuales, como sensación/intuición.
- Para Jung, las polaridades existen en el hombre como facetas que forman parte de su personalidad y los elementos básicos psíquicos negados a nivel consciente tienden a desarrollarse en el inconsciente. Lo mismo que una sombra tiende a reflejar algo que es real.
- Algunas tendencias bipolares: introversión/extroversión, pensar/sentir, sensación/intuición, anima/animus, masculinidad/femineidad.
- Jung sostiene que una teoría de la personalidad debe sostenerse por la oposición de los conflictos.
- "Las tensiones creadas por los elementos conflictivos son la esencia de la existencia. Sin tensiones no existiría la energía en el ser humano, y tampoco la personalidad". Jung
- Los elementos polares no sólo se oponen sino que también se atraen y se buscan entre ellos. El logro de su síntesis conduce a la personalidad balanceada e integrada. La vida es un equilibrio de opuestos irreconciliables. Reconciliar estos opuestos sería el objetivo de la psicoterapia.

Perls y Jung coinciden en el principio de diferenciación de opuestos y su integración en una sola unidad.

- Las polaridades surgieron de la filosofía de Sigmund Friedlander y su "indiferencia creativa". Perls las tomó y las aplicó a su "pensamiento diferenciado" para explicar que un acontecimiento se relaciona con un punto cero del que surge la diferenciación de opuestos.
- Para Kempler la persona trastornada es un individuo con una dolorosa polarización entre dos elementos de un mismo proceso psicológico.
- El concepto de polaridad nos facilita las bases para una explicación de la psicosis y la neurosis, trazando el camino para resolver los poblemas por medio de la integración.
- Perls le concede mucha importancia, en su labor, a la polaridad simpatía/antipatía hacia el cliente. Consideraba que no podía haber ningún crecimiento psicológico si no existía frustración.

Otros autores se han servido de las polaridades para describir rasgos de la personalidad:
Freud, eros/thanatos
Erikson, confianza/desconfianza, dependencia/independencia
Maslow, seguridad/inseguridad
Allport, dominación/sumisión
Robert Bernreuter, extroversión/introversión, confianza en sí mismo/desconfianza, social/antisocial
Eysenck, extroversión/introversión, neurosis/normalidad, psicosis/normalidad, actitud cruel/actitud humanitaria (y cada una tiene sus propias conductas bipolares). Por ejemplo: en la extroversión/introversión se observan las siguientes conductas: actividad/inactividad, sociabilidad/insociabilidad, riesgo/cautela, etc.

- La técnica predilecta de Perls para trabajar los opuestos es el experimento de top-dog/under-dog


Terapia Gestalt, Enfoque centrado en el aquí y ahora

pp. 241-246

No hay comentarios:

Publicar un comentario