sábado, 5 de diciembre de 2015

Persona plenamente desarrollada


¿Qué es un "carácter revolucionario"?

Es revolucionario el hombre que se haya emancipado de los lazos de sangre y suelo, de su madre y su padre, de fidelidades especiales al Estado, clase, partido o religión.

* El rasgo fundamental del "carácter revolucionario" es el ser independiente, es decir, libre.
"El problema de la independencia es en realidad el aspecto más fundamental del desarrollo humano.
Aún cuando el adulto pueda ganarse la vida, casarse y criar sus propios hijos, no significa que se halle en un estado de verdadera libertad e independencia. Como adulto sigue siendo bastante desvalido y en muchos sentidos procura encontrar fuerzas que lo protejan y le den certidumbre. El precio que paga por esta ayuda es que se hace dependiente de esas fuerzas, pierde su libertad y retarda el proceso de su crecimiento. De estas fuerzas toma prestado su pensamiento, y hace otro tanto con sus sentimientos, sus metas, sus valores, a pesar de vivir bajo la ilusión de que es él quien piensa, siente y elige. La plena libertad e independencia existen sólo cuando el individuo piensa, siente y decide por sí mismo."

* Está identificado con la humanidad. Es capaz de criticar su sociedad o cualquier otra desde el punto de vista de la razón y la humanidad.

* Tiene una profunda "reverencia ante la vida", ama la vida, la defiende.

* "Espíritu crítico", para percibir cabalmente la realidad en lugar de las ficciones. Para no creer lo que la mayoría. Para sentir diferente aún del famoso y mal entendido "sentido común".
"La mayoría de los adultos son suficientemente "educados" como para no contar con espíritu crítico".

* Mantiene una relación particular con la fuerza, con el poder. El poder nunca llega a ser santificado, nunca asume el papel de la verdad, o de la moral y el bien.
"El carácter revolucionario es capaz de decir "no"...es una persona capaz de desobedecer".
"La historia humana comenzó con un acto de desobediencia y puede concluir con un acto de obediencia".
"La desobediencia es un concepto dialéctico, pues todo acto de desobediencia es en realidad un acto de obediencia".
"Es un hombre cuyo "sí" es "sí" y cuyo "no" es "no"".

* Se siente aterrorizado y tremendamente pequeño ante la magnitud de todo: el Estado, la burocracia industrial  y la burocracia sindical.

Este resumen puede sugerir que lo que acabo de describir es BIENESTAR Y SALUD MENTAL. No hay duda que la descripción hecha corresponde a la de una persona SANA, VIVA, CUERDA.

Mi afirmación es que la persona SANA en un mundo insano,
el ser humano PLENAMENTE DESARROLLADO en un mundo tullido,
la persona completamente DESPIERTA en un mundo semidormido,
es precisamente el carácter REVOLUCIONARIO.

E. Fromm
La condición humana actual

pp. 66-77 

No hay comentarios:

Publicar un comentario